PRÁCTICAS PARA EL EXAMEN DE SELECTIVIDAD DE LATÍN

Aquí os dejo una oración para que tengamos suerte para el examen. 




En los siguientes enlaces os dejo tres exámenes de selectividad para practicar para Selectividad el 28 de Mayo y los demás días, que están aún por determinar. 





Ya sabéis que el tema de literatura "La novela" no entra, es sólo que el examen es más antiguo.

En el siguiente enlace podéis descargar más exámenes para practicar.

PAU-PEvAU exámenes de selectividad


PRÁCTICAS PARA EL EXAMEN DE SELECTIVIDAD GRIEGO

En los siguientes enlaces os dejo los exámenes de selectividad para practicar el 28 de Mayo y los demás días que quedemos y tenemos que determinar. 





En el siguiente enlace podéis descargaros los exámenes para practicar.

PAU-PEvAU



IX Olimpiadas de Lenguas Clásicas



Hemos ganado el 2º Premio en Griego y el Primer Accesit en Latín, en la IX Olimpiadas de Lenguas Clásicas de la Universidad de Cádiz, gracias a Nieves Yuste Román, de 2º de Bachillerato C del IES Juan Sebastián El Cano, en Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. 

Gracias a todas mis alumnas y alumnos por participar y Felicitaciones a la ganadora. 

CUPIDO Y PSIQUE


Eros, o Cupido, como lo llamaron lo latinos, es un inocente joven alado que lanza flechas de amor a los amantes. Pero Eros no es sólo un travieso inmaduro, simboliza algo mucho más profundo. Para estos tiempos convulsos, el mito griego ya nos lo advirtió: Eros es el eterno amante insatisfecho. 

Eros fue concebido justo el día en que nació Afrodita de las olas. Afrodita era la diosa de la belleza, y ella trajo la poesía, la música, el arte... Para conmemorarlo, Zeus ofreció un gran banquete al que fueron todos los dioses. Todos se embriagaron y comieron contemplando a la Belleza misma. No en vano, la palabra "agápē" (en griego:
γάπη) no solo hace referencia a una comida fraternal, también es el término griego para describir un tipo de amor incondicional y reflexivo, esta vez dirigida a la diosa de la belleza.

Sin embargo, alguien quedó fuera del banquete. La diosa de la Pobreza, Penia, prefirió mantenerse alejada de la Belleza, pues no quería presentarse con sus sucio harapos. Resignada y avergonzada, quedó escondida fuera, entre el follaje. Poros, el dios de la abundancia, sí asistió al banquete como el más suntuosos de los invitados. Pero pronto se percató que ya no era el centro de la fiesta, y que la misma Belleza le había relegado a un segundo plano. Así que bebió más de la cuenta y tuvo que disipar su embriaguez buscando el aire fresco en el jardín. Fue entonces cuando Penia despertó y se encontró al mismísimo dios de la abundancia dormido, allí, en el mismo lugar que ella. Creyó encontrar la solución a su pobreza, así que se acostó a su lado y entabló con el dios juegos amorosos que ni siquiera le despertaron de su borrachera. De esta unión, nació Eros. 

Cuando Eros creció, le preguntó a su madre por el origen de su existencia, y ella le contó su historia. Entonces el joven comprendió el origen de su naturaleza. Y es que fue engendrado en el día del natalicio de Afrodita, por eso estaba tan obsesionado por la belleza. Además, rico y pobre a la vez a causa de la condición que le habían dado sus padres, se dio cuenta de su verdad: harto y hambriento a la vez. Rico y pobre, colmado y vacío, insatisfecho siempre, porque al conseguir lo deseado, la misma belleza, dejaba entonces de quererlo, y era entonces cuando deseaba otra cosa.Eros es la personificación del deseo, y un esclavo del deseo es un eterno insatisfecho.

Es la deificación de la cultura del deseo. Eros ha suplantado a Ágape, el dios griego del amor incondicional. En muchas culturas, existen palabras para describir esta emoción:"Limerencia" es un anglicismo proveniente de "limerence" y refiere al estado mental involuntario y obsesivo de una atracción romántica. 
"Forelsket" es en danés, ese sentimiento de euforia de estar perdidamente enamorados. Iluminado con un 'rayo', amor repentino y poderoso a primera vista, es el "Coup de foudre"francés.  "Кохаю" (кохать) en ucraniano, es ese amor apasionado, íntimo, romántico. "Sarang" (사랑) en coreano: amar a alguien fuertemente. "Koi no yokan" dicen en japonés al sentimiento que surge cuando conocemos a alguien y sabemos que caeremos perdidamente enamorados o enamoradas. La palabra árabe "Hubb" significa amor, y deriva de la misma raíz que "habb": semilla."Yuanfen" llaman en chino a esa fuerza que une a dos personas para seguir juntas. "Mamihlapinatapei" en idioma yaghan, archipiélago fueguino, es esa mirada compartida de deseo que se da entre dos personas demasiado tímidas para hacer el primer movimiento. "Manabamáte" en Rapanui, es la falta de apetito que surge cuando estamos perdidamente enamorados. Ante la que los alemanes tienen una palabra para describir el apetito exacerbado de la ansiedad que se siente cuando se pierde a una persona: "Kummerspeck", tocino de pena. 
"Kilig" en idioma filipino llamado Tagalo, es esa extraña sensación de vértigo que se siente debido a diversas situaciones románticas, tales como hacer el primer contacto visual o proponerle una cita a alguien.
¿Y si ya se ha decidido la separación? El idioma hindi de la India ya recurre a 
"Viraha": darnos cuenta de la existencia del amor cuando ya nos hemos distanciado. Los rusos incluso tienen una palabra a las cenizas que quedan de un fuego que ya terminó: "Razljubít" (разлюбить): el sentimiento incatalogable que una persona tiene por alguien a quien alguna vez amó. Pero quizás, el idioma que más da cuenta de esta locura de amor es el rumano. "Dor", dolor de deseo, anhelo.

Eros no fue siempre desdichado, no. Encontró la satisfacción plena en el amor en Psique, y aún perdura su amor en el Olimpo. Nos cuentan los griegos que Eros es el único capaz de restituir al alma a su dignidad originaria. Eros es necesario para cuando la voluntad está bajo mínimos, cuando el corazón se enfría. Y fué así como nos lo cuenta Apuleyo:

Psique significa "alma" en griego.
 Se manifiesta especialmente en el rostro (la cara es el espejo del alma) y era tan bella que ningún mortal se atrevió a desposarla. El Oráculo aconsejó a su padre, el rey, que le llevara a su hija al bosque vestida de novia, y allí un monstruo aparecería y se la llevaría. Ese era el destino, y así debía hacerse, y así se hizo. Un fuerte viento le llevó a Psique desde el bosque a un palacio, donde noche tras noche recibía a su amado que le hablaba con dulce voz y del que recibía siempre amorosas caricias. A Psique no le parecía ningún monstruo, pero tampoco debía descubrirlo, pues el hombre que tan cálidamente le hablaba ya le advirtió en susurros que nunca debía ver su rostro en la oscuridad de la noche.

Psique fue feliz así, pero echaba de menos a su familia. El marido, preocupado, le concedió pasar unos días con su gente. Fue entonces cuando las hermanas de Psique le convencieron para que volviera al palacio con una lámpara y un cuchillo, ya que seguramente se encontraba yaciendo con un verdadero monstruo. Al volver Psique a su habitación, escondió la lámpara y el cuchillo y esperó a la noche. Cuando llegó la oscuridad, y tras recibir las caricias de su marido y quedarse éste dormido, destapó la lámpara que le descubrió, para su sorpresa, un hermoso rostro dormido: Eros. Psique quedó embelesada de su belleza, pero una gota de aceite calló en el hombro del joven, despertó y desapareció. 

Lo que no sabía Psique era que Afrodita tenía mucha envidia de la belleza de Psique, y envió a Eros a aquel bosque, no para llevársela a su palacio, sino para flecharla y que quedara prendidamente enamorada de todos los hombres indeseables. Pero Eros fue el que quedó prendidamente enamorado de Psique, y decidió desobedecer a la celosa Afrodita y llevar a Psique a su Palacio. 

Así pues, cuando Eros desapareció, Afrodita se dio cuenta del engaño, y furiosa, envió a Psique al averno a traer una caja que contenía la belleza misma de la diosa Perséfone. La joven Psique, curiosa de saber cómo era su belleza, curiosa de conocer el alma de tan misteriosa diosa, destapó la caja. Así quedó profundamente dormida, pues Perséfone era la diosa del inframundo, de la muerte. 

Pero Perséfone también es hija de Deméter, diosa de la fertilidad. Eros, enamorado todavía de Psique, la despertó de un flechazo y suplicó a Zeus que la convirtiera en Diosa para casarse con ella. 

Hoy todavía siguen juntos en el Olimpo, el alma y el deseo. El alma es más bella que la belleza misma, no se puede ver con los ojos. Eros encontró su consuelo en el alma, el amor verdadero, el que es ajeno a la belleza exterior, a los sentidos mundanos. Cuando Psique, que añora los sentidos, destapa la belleza exterior de su unión con Eros, queda embelesada y el amor espiritual se convierte en deseo. El alma que persigue el deseo queda congelada al destapar el rostro de la muerte misma, de lo efímero, de la mortalidad. Pero siempre puede ser despertada convertida en dignidad, en diosa, gracias a Eros.
O en mariposa.


Psique proviene de la asociación entre la letra Psi que originalmente tenía el significado de “mariposa”, de hecho su dibujo la representa con las alas desplegadas: Ψ

Fuente
"Cuéntame un mito" Carlos Goñi Zubieta. 



El mito de Eros y Psique ha sido representado innumerables veces en el arte, ya sea en escultura como en pintura.


Psique reanimada por el beso del amor



Conviene también citar la influencia que en la literatura occidental ha tenido la fábula de Cupido y Psique; podemos encontrar su influencia en Boccaccio, Calderón y La Fontaine. La literatura moderna alemana prestó especial atención al mito de Cupido y Psique y a sus representaciones plásticas.

Oda a Psique de John Keats



SINTAXIS CASUAL LATINA


En el siguiente enlace tenéis los apuntes de la sintaxis casual latina con sus ejemplos correspondientes. Los más importantes son el dativo posesivo y los distintos valores del acusativo. 



SINTAXIS DE LOS CASOS GRIEGOS



En el siguiente enlace tenéis la sintaxis casual griega. Podemos llamarlo también valores de los casos. Son los apuntes vistos en clase.

SINTAXIS CASUAL GRIEGA